martes, 24 de junio de 2014

Más apariciones en los medios de comunicación


El pasado día 18 de junio se publicó un texto de Ana, una compañera nuestra en Todo sobre mi ERE, en la sección de Cartas al Director del periódico El Mundo. Además, se eligió como la "Carta del Día". Transcribimos el texto publicado.

Carta del Día.
Sr. Director:

Con motivo de la 73ª Feria del Libro de Madrid que acaba de celebrarse en el Parque del Retiro, creo oportuno recordar la valiosa labor de las funciones bibliotecarias, como intermediarias en la difusión de la cultura y conocimiento contenidos en los libros y otros soportes. Ahí, la Biblioteca Nacional de España (BNE), al ser cabecera de nuestro sistema bibliotecario, tiene un papel central.

El tratamiento técnico de una obra en la Biblioteca Nacional, previo a su publicación en Bibliografía Española, lo hace mayoritariamente personal externo, dentro del proyecto de Monografías Modernas, adjudicado por concurso. El último proyecto concluyó el pasado día 30 de mayo, con un ERE y el despido de las 58 personas subcontratadas, algunas de ellas con hasta 17 años de experiencia en la BNE. Pero lo peor es la nueva licitación del concurso del Ministerio de Cultura, donde la dotación presupuestaria del pliego de condiciones ha sido muy baja, con el agravante de que la oferta económica de las candidatas puntúa el 65% de la nota final, y la parte técnica sólo 35% (antes era casi al 50%).

Por eso, ha sido adjudicataria la empresa que ha presentado la oferta más barata y con peor nota en la memoria técnica (ya no se exige ni superar un examen). La plantilla saliente ha rechazado el mísero sueldo que le ofrecía la nueva adjudicataria, cercano al mínimo permitido, y muy inferior a las becas que ofrece la propia BNE.

La bajada de la calidad y de la experiencia de profesionales así desperdiciadas, se reflejará en adelante en los resultados finales del departamento más relevante de la Biblioteca Nacional, que pasa a manos de empleados noveles. Otro caso más en que se minusvalora la Cultura.

Ana Isabel Morán. Madrid.

Puntualizamos que se conoce cuál es la empresa que mejor puntuación a obtenido (Castor Informática) aunque aún no se ha publicado oficialmente que haya sido la adjudicataria del proyecto de Monografías Modernas de la BNE. Como ya hemos comentado en otro post anterior, dicha empresa no nos ofrecía ninguna cifra salarial en sus entrevistas de trabajo, pero según los datos que se rumorean que han planteado para obtener el proyecto los salarios que pagarán a sus bibliotecarios contratados inferior a la que corresponde según convenio y titulación requerida.

7 comentarios:

  1. Toronlodonianononiana25 de junio de 2014, 16:24

    La Biblioteca Nacional, ese gran ejemplo, ese espejo en el que mirarse el resto de bibliotecas del país, no da la talla. Sus 300 años de historia parece que le pesan, y que le importa más salvar la imagen que tener una buena salud. Mucha fachada, muchos actos, mucho cultureta de salón llenándose la boca (literal, porque vaya meredolas se pegan a costa del erario público) con esa gran institución, y por dentro están dejando que se pudra. Quizás algún día recupere la salud que se merezca. Una pena.

    ResponderEliminar
  2. Esa baremación de 65%-35% a favor de la empresa más barata la supera la BNE en el pliego para la sección de Música, con un 75% de puntos para la oferta económica y sólo el 25 para la técnica. Eso es casi como en la subcontrata de limpieza del Ayuntamiento de Madrid, con 80 y 20% respectivamente. Y como si la tarea en la BNE fuesa de usar y tirar, efímera, evanescente. Cuando es justo lo contrario, porque se crean registros que deben permanecer y estar a disposición de cualquier usuario del Planeta, ya sea profesional de biblioteca, de la investigación o lector a secas. Gracias a esas fichas se tendrá conocimiento de la existencia de los fondos en la Biblioteca Nacional, previo al acceso directo a esas obras, sean de Música, libros, manuscritos, mapas, DVD, cedés... El trabajo se realiza siguiendo unas normas de catalogación internacional muy precisas, complementadas con particularidades propias de la BNE. Por lo tanto, las tareas bibliotecarias llevan una responsabilidad, al poner sus materiales a disposición de los potenciales destinatarios. No es cultura "flash" ni un parque temático para hacer dinero rápido con una vertiente de la cultura. Los registros así elaborados son un servicio público destinado literalmente a todo el mundo y tienen vocación de permanencia para su consulta en los años venideros. Por mucho que sus gestores en el Ministerio de Cultura y en la propia Biblioteca Nacional de España se empeñen en devaluarlo, publicando licitaciones a precio de saldo vergonzoso, en un acto de una enorme irresponsabilidad. Olvidan el dicho latino "Honos est onus", tener un cargo es un carga, es decir, una responsabilidad hacia la comunidad a la que deben servir.
    ¡Si Max Weber levantara la cabeza!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Bien por vosotros!! Es importante que los medios se hagan eco de algo que nos importa a todos. ¡¡Suerte!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias.
    ¡Ja ja ja, mira quién lo dice!
    Es que estoy visualizando la foto que te atribuyes con las susodichas, doble airbag, que serían dos bombas fugaces delante de un alfiler.

    ResponderEliminar
  5. Suma y sigue, esto no ha terminado. Ahora es cuando empieza lo bueno. Ánimo y a luchar!!!

    ResponderEliminar
  6. Y la pregunta es: ¿en qué emplean el dinero que se ahorran con estas subastas? ¿al bolsillo? ¿a las merendolas y piscolabis, día sí, día también? ¿dónde va?¿dónde, si no se salva ni una maldita sección de la nacional?

    ResponderEliminar